Mujer de El Salvador es tratada por un defecto cardíaco congénito en las Islas Caimán

ISLAS CAIMÁN (27 de julio de 2018) – Después de vivir toda su vida con un defecto cardíaco congénito, una enfermera registrada de 50 años de El Salvador ahora tiene un corazón sano gracias a un procedimiento mínimamente invasivo realizado por un cardiólogo pediátrico en Health City Cayman Islands.

Desde su nacimiento, Nicolasa Del Carmen Merino tuvo un “agujero en el corazón”, que es uno de los defectos congénitos cardíacos CHD (por sus siglas en inglés) más comunes. Ella siempre vivió con la condición, pero a la edad de 50 años, comenzó a sentir los síntomas. Constantemente tenía dolor en el pecho, cansancio y no podía realizar ninguna actividad física extenuante.

El defecto del Tabique Auricular, también conocido como ASD( por sus siglas en inglés), es un defecto congénito presente en el momento del nacimiento. La condición puede ser peligrosa, ya que muchas personas no tienen idea de que tienen un ASD porque no tienen síntomas. Algunos pacientes descubren el defecto cuando una radiografía de tórax, para otro problema, muestra que el lado derecho del corazón es más grande de lo normal. Comúnmente, el lado derecho del corazón bombea sangre con poco oxígeno a los pulmones, mientras que el lado izquierdo del corazón bombea sangre rica en oxígeno al cuerpo. Con ASD la presión en los pulmones puede acumularse con el tiempo. Si esto ocurre, habrá menos oxígeno en la sangre que va al cuerpo. Esta condición es más común en mujeres que en hombres.

Cuando Nicolasa llegó a la instalación de atención terciaria en Gran Caimán, estaba absolutamente convencida de que tendría que someterse a una cirugía a corazón abierto. El cardiólogo pediatra intervencionista  Dr. Sripadh Upadhya, quien también trata los efectos de CHD en adultos, la evaluó con mucho cuidado y llegó a la conclusión de que podía curar con éxito su problema sin los riesgos de una cirugía a corazón abierto, utilizando un método mínimamente invasivo disponible en el laboratorio de cateterismo híbrido de última generación de Health City.

Es raro ver a un cardiólogo pediatra tratar a un adulto de 50 años, sin embargo, la experiencia del Dr. Upadhya con CHD en adultos es extensa. Completó el cierre de la vía de Nicolasa a través de una pequeña incisión en la ingle, utilizando una guía fluoroscópica.

“Ella vino aquí con la intención de someterse a una cirugía a corazón abierto, pero cuando la evalué, decidí que no era necesario. Ella estaba, por supuesto, muy feliz. El agujero se cerró con éxito después de un procedimiento de dos horas, y ella ya estaba lista para irse un par de días después “, confirmó el Dr. Upadhya.

“Llegar a la Health City fue la mejor decisión que tomé, y ha sido la mejor experiencia médica que he recibido en toda mi vida. Me sentí tan especial porque los doctores de Health City me hicieron sentir que era el único paciente en el hospital desde el primer día “, dijo Nicolasa.

El procedimiento realizado por el Dr. Upadhya es permanente. Nicolasa no tendrá que someterse a más intervenciones quirúrgicas, solo seguimientos con su médico local en El Salvador en aproximadamente uno a tres años.

“Fue realmente como un milagro, gracias Health City”,  dijo Nicolasa.

Comments

comments